Todos esperamos que el día de nuestra boda sea perfecto, hemos pasado horas preparando el gran día y, aparentemente nada puede salir mal. Sin embargo, por mucho que nos hayamos esforzado, nuestros propios nervios pueden jugarnos malas pasadas.

¡Y que decir de las conversaciones que los novios mantienen durante la celebración!

Casi siempre, esos comentarios terminan siendo una de las anécdotas de la boda, ya sea porque un micrófono indiscreto las hace de dominio público, ya sea porque algún testigo o familiar se encarga de pregonarlas a los cuatro vientos. Especialmente en España, la discreción no suele ser una de las virtudes de los invitados, nos gusta reír, y este tipo de cosas, “dan mucho juego”

Anais Gandiaga fotógrafa de bodas miembro de Unionwep

Anais Gandiaga fotógrafa de bodas miembro de Unionwep

Cherry Waves fotógrafo de bodas miembro de Unionwep

Cherry Waves fotógrafo de bodas miembro de Unionwep

Un tropezón al salir o entrar en la Iglesia, una caída, un pisotón en el velo que termina con medio vestido desgarrado y, en ocasiones, con parte de la anatomía de la novia completamente visible, son accidentes mucho más frecuentes de lo que pensamos y, siempre, harán a todo el mundo reír. Tú también reirás finalmente, tomate las cosas con humos desde el principio y, disfruta mucho más de tu boda.

Estos accidentes, no siempre serán fortuitos, los amigos muchas veces intervienen para que ocurran. Las bromas son parte de nuestra forma de ser y, especialmente si nosotros también somos bromistas, no podremos librarnos de ellas en nuestra boda.

Unos petardos que hagan saltar a la novia, o a las invitadas, una zancadilla en un momento solemne, o una colleja justo cuando te estás haciendo la foto institucional con tus suegros, son, probablemente, momentos que no podrás evitar.

 Javier Abad fotógrafo de bodas miembro de Unionwep

Javier Abad fotógrafo de bodas miembro de Unionwep

 Josep Gallardo fotógrafo de bodas miembro de Unionwep

Josep Gallardo fotógrafo de bodas miembro de Unionwep

Luis Masyebra fotógrafo de bodas miembro de Unionwep

Luis Masyebra fotógrafo de bodas miembro de Unionwep

Para un fotógrafo, todas estas anécdotas son muy valiosas, le permiten captar momentos muy anecdóticos, únicos, espontáneos y, sobre todo, divertidos.

Por supuesto, no todos estos momentos deberían recogerse en tu álbum de bodas, si el vestido se baja, o a una invitada se le sube la falda debido a una corriente de aire, no es recomendable que quede plasmado “para siempre”

Tu fotógrafo de bodas sabrá qué momentos elegir para que, cuando vuelvas a ver las fotos de tu boda, no sólo te emociones, sino que también te rías. Que el buen humor forme parte del día de tu boda es algo imprescindible para recordarla con verdadero cariño.

Pero eso si! no te dejes llevar por corrientes en este estilo de fotografía de bodas porque tampoco es plan de que tu álbum parezca una historia de humor, más bien debe parecer una historia de Amor.

Mi consejo, no dejes las risas para el momento en el que veas las fotos, ¡ríete mientras ocurran y disfrutaras de tu boda mucho más!

Mercedes Fuster

Xulio Pazo fotógrafo de bodas miembro de Unionwep

Xulio Pazo fotógrafo de bodas miembro de Unionwep

Xulio Pazo fotógrafo de bodas miembro de Unionwep

Xulio Pazo fotógrafo de bodas miembro de Unionwep

Victor Lax fotógrafo de bodas miembro de Unionwep

Victor Lax fotógrafo de bodas miembro de Unionwep

Victor Lax fotógrafo de bodas miembro de Unionwep

Victor Lax fotógrafo de bodas miembro de Unionwep

Vasile Barbu fotógrafo de bodas miembro de Unionwep

Vasile Barbu fotógrafo de bodas miembro de Unionwep

Silvermoon fotógrafos de bodas miembro de Unionwep

Silvermoon fotógrafos de bodas miembro de Unionwep

Pedro Etura fotógrafo de bodas miembro de Unionwep

Pedro Etura fotógrafo de bodas miembro de Unionwep

Luis Cabeza fotógrafo de bodas miembro de Unionwep

Luis Cabeza fotógrafo de bodas miembro de Unionwep