El Magazín

de los

fotógrafos y

videógrafos

de bodas.

Aprende a hacer retratos, de lejos es fácil

Curiosamente somos muchos los fotógrafos de bodas que nos sentimos más cómodos haciendo fotografía de retrato, acercándonos al sujeto, abstrayéndolo. Sin embargo, la tónica general es que el fotógrafo, en su timidez, se sienta más desenvuelto cuando toma imágenes desde lejos.

Por ello, y para todos aquellos que necesitan dar ese pasito hacia el retrato, hemos querido recopilar algunos consejos, y a la vez inspirarnos en uno de esos fotógrafos que domina como nadie esta técnica, Beat Mumenthaler, quien nos acompañará como ponente en Bodaf en marzo de 2017.

El retrato en la fotografía de bodas tiene sus puntos fuertes en algunos momentos puntuales de ese gran día. Los previos de los novios, así como los posteriores “posados” tras la ceremonia, hacen que sean situaciones idóneas para practicarlo.

Como decíamos, de lejos es fácil, y lo es porque nuestra práctica a lo largo de los años nos ha llevado a capturar escenas completas, a pensar en angular, a dirigir los sujetos hacia una luz natural, o creándola, desde una posición donde sus rostros es lo que menos nos interesa en el plano general.

Deja a un lado la timidez

El problema reside cuando tenemos que acercarnos al sujeto, y es que, hablando en términos de fotografía de calle, capturar rostros con un teleobjetivo es fácil, pero lo difícil es hacerlo con un 35mm. Esa timidez de la que hablábamos es importante dejarla a un lado si queremos obtener buenos retratos de los novios o los invitados.

Una timidez donde reside un factor psicológico importante. Nos da miedo no sacar favorecidos al sujeto, nos da miedo que se sientan incómodos con la cámara. Quizá somos nosotros los que no nos sentimos cómodos teniendo tan cerca al retratado.

©Mandragorastudio

©Mandragorastudio fotógrafos de bodas miembro de Unionwep

Se paciente

Si tiramos de hemeroteca, son muchos los fotógrafos de retrato que han conseguido excelentes resultados gracias a la paciencia. Esperan. Están pendientes de que el sujeto se relaje para, en ese momento, conseguir una instantánea que refleje cómo es la persona. Ya sea en aptitud seria, riendo o cómplice, consiguen que se atisbe algo de carisma, de alma del fotografiado.

Para ello intenta mantener una actitud relajada. Se dice que las Rollei Flex eran geniales para retrato porque el sujeto podía mirar directamente a los ojos al fotógrafo, no sentirse cohibido por un objetivo. Intenta hacer lo mismo, consigue esa conexión mirándoles, y cuando ya se sientan cómodos, toma la imagen, mírales de nuevo a los ojos, no te escondas mirando el live view.

©Fernando Baños, fotógrafo de bodas miembro de Unionwep

©Fernando Baños, fotógrafo de bodas miembro de Unionwep

Practica con la iluminación

Por otro lado el miedo también nos invade porque no dominamos la iluminación, y es que, en la fotografía de retrato, bañar al sujeto con una buena luz es primordial, porque de ella dependerá lo que queramos transmitir con el retrato realizado.

Si observamos la fotografía de Beat Mumenthaler, no trata los rostros de igual manera, ni con luz ni con editado. Mientras que algunos retratos de carácter más etnográfico los lleva casi al extremo gracias al contraste para trasmitir fuerza, los sujetos femeninos y niños aparecen con una iluminación más matizada, más serena.

Si somos capaces de captar una buena iluminación de lejos, ¿qué nos impide capturarla cuando realizamos retrato? Básicamente nos lo impide la práctica. Al respecto existen algunos ejercicios que pueden ayudarnos a que seamos más ágiles después ya metidos en la vorágine de una boda.

Aunque conocemos esquemas de iluminación que nos han llegado a la fotografía por medio de la pintura, aquí no podemos olvidar el clásico Rembrandt con una luz a 45º, la iluminación es esa práctica que, en muchos de los casos, se consigue a través del ensayo error.

Por ello podemos empezar con luz natural, a través de una ventana, matizada por una cortina, incluso iluminación por medio de velas, obviando así la luz artificial dada por lámparas o halógenos, para después pasar, y si nuestro tipo de fotografía lo necesita o gusta de ello, a esquemas más complejos con flashes e incluso linternas.

©Beat Mumenthaler, ponente en Bodaf Europe 2017

©Beat Mumenthaler, ponente en Bodaf Europe 2017

Observa los rostros

La luz que buscamos en una novia, no es la misma que nos gusta capturar para el novio. Será importante por tanto resaltar sus rasgos más atractivos sin que ojeras o arrugas resten protagonismo. Muchos se han acostumbrado a meterse demasiado en el rostro, puramente por moda del momento, pero olvidan que no todos los rostros lo toleran igual de bien.

Por ello hay que visualizar al sujeto, observar sus diferentes ángulos, en los retratos de perfil la nariz siempre que quede dentro del rostro sin que sobresalga, enfoca a los ojos. Recordemos que los novios confían en nosotros para que les encontremos su fotogenia, solo así se verán reflejados y se gustarán porque se reconocerán.

Cuando nos miramos a un espejo, o nos hacemos un selfie, nos sentimos guapos porque ponemos siempre una cara con la cual nos sentimos identificados, sin embargo no lo extrapolamos a una fotografía. Teniendo esto en cuenta, hay que saber empatizar con el retratado y guiarle hasta conseguir la imagen que lo represente.

©Carlos Sarda, fotógrafo de bodas miembro de Unionwep

©Carlos Sarda, fotógrafo de bodas miembro de Unionwep

En resumen

La fotogenia (llevada al carisma de una persona) es lo que se intenta representar con el género de retrato, mas cuando hablamos de unos novios el día de su boda. De poco sirve hacer espectaculares ángulos, compos y luces maravillosas si después el sujeto no aparece favorecido.

Dominando la iluminación también cuando nos acercamos al rostro, siendo pacientes, observando los gestos que mejor le favorecen, en definitiva quitándonos esos miedos, podremos hacer que nuestros retratos ganen, no solo para nuestros recursos narrativos, sino, y sobre todo, en profundidad emotiva.

Gema Sanchez para el Magazin de Unionwep


Te pueden interesar estos otros artículos del Magazín de Unionwep

Me han robado fotos

¿Te han robado alguna vez una foto de tu blog o web? ¿una boda completa de tu portfolio? texto de aviso para que lo envíes al “artista”

leer más