Hace unos días llegaba una noticia a nuestro buzón de correo, los chicos fotógrafos de bodas de Smiling Studio, aún asombrados, no podían dejar de compartir la experiencia vivida en su última boda de la temporada.

fotógrafos emocionados

Una noticia con la cual nos sentimos muy contentos por la profesión, aunque os confesamos no dejamos de sentir cierta envidia. Y es que, según nos cuentan, después de la ceremonia y las fotos de rigor, así como algunas instantáneas durante el cocktail, el novio se acercó a ellos para decirles que podían comer junto a ellos y el resto de invitados, ya que habían dejado una mesa reservada para todo el equipo de fotógrafos y videógrafos.

Un gesto que celebramos y que puede ser el primer paso para que otras parejas comiencen a hacerlo. Desde aquí felicitamos a estos compañeros, los cuales nos comentan fue una experiencia inolvidable, sobre todo porque pudieron comer relajados sin las prisas de siempre en la búsqueda del bocadillo para matar el hambre tras 10 horas intensas de trabajo y, sobre todo, porque pudieron integrarse con los invitados, haciendo que el resto de las fotografías estuvieran repletas complicidad.

Feliz 2016 a todos los seguidores de Unionwep y Feliz día de los inocentes.

[divider]

CARTEL post