¿El amor tiene fecha de caducidad?

Esta sesión de pareja pertenece a la fotógrafa rusa Irina Nedyalkova es un ejemplo muy inspirador para parejas o para fotógrafos y que demuestran que el amor verdadero no tiene fecha de caducidad.

Creo que la parte mas difícil de un fotógrafos de bodas es la inspiración y poder captar el amor en las parejas (siempre y cuando exista). Con el tiempo y las decenas de parejas fotografiadas te vicias y no ves nada nuevo, nada nuevo porque lo único que visualizas son tus bodas y la de tus colegas que también están viciados. Incluso pierdes la perspectiva del negocio. Seguro que esta sesión de Irina te invita a buscar u ofrecer nuevas sesiones de fotos a clientes en los que nunca habías pensado.


TE PUEDE INTERESAR….



GUARDA TU CÁMARA!

En los últimos años puedes encontrar más cámaras en una boda que en un Media Markt, esto se nos va de las manos.

leer más