Cada parroquia tiene sus propias normas, es por tanto que mientras que en algunas iglesias tienen un fotógrafo en exclusiva y se hace imposible que los novios lleven a su fotógrafo, en otras existe vía libre. En las comuniones ocurre lo mismo, aunque en ocasiones la ley parece más restrictiva, y es que hay veces que me he encontrado con un cordón colocado en los laterales del altar para no poder aproximarme a los niños y dejar con ello que los fotógrafos de las iglesia hagan su trabajo sin distracciones, cosa que por otro lado entiendo ya que son muchos niños y si cada niño lleva a su fotógrafo el caos estaría garantizado.

El problema de que durante tantos años no haya habido una ley reguladora sobre el tema en España, ha hecho que se estén tomando medidas, todo ello quizás propiciado por el cada vez más numeroso número de personas que se acercan a hacer fotografías a los novios durante las ceremonias. Por tanto, si la ley sale adelante, a partir de febrero de 2015, todo aquel, y cuando digo aquel me refiero también a los profesionales contratados (videografos, ayudantes, decoradores…) , que quieran trabajar en una Iglesia para una boda, comunión u otros eventos, deberán abonar una cantidad de 50 euros a la parroquia correspondiente por cada profesional y previo formulario que se deberá enviar vía online.

Desconozco cómo se llevarían a cabo los controles para que esta nueva tasa sea controlada, o si el cura será capaz de interrumpir una misa si ve que alguien dispara una foto sin previo consentimiento o tasa pagada. Me estoy imaginando ya a los monaguillos ataviados como guardas de sala de museos, a la caza de quien se salte las normas y haga fotografías sin haber pagado los 50 euros reglamentarios.

Como fotógrafa de bodas, despierta en mí opiniones contradictorias, si bien es cierto que esta medida evitaría los molestos invitados que a veces entorpecen el trabajo de los profesionales contratados, por otro lado es una tasa que el fotógrafo contratado debería obviar, y es en este sentido donde esta ley me temo no sentará nada bien al sector de la imagen de la boda.

Me surge una pregunta…. ¿quien pagaría esta tasa, los novios o el profesional?

Por el momento habrá que esperar a que se redacte un comunicado oficial así como ver cuál sería la reacción del público, ya que si esta medida sale adelante me temo que va a levantar ampollas entre los fotógrafos de boda, videógrafo u otro profesional, yo, por si las moscas, voy a ir preparando la pancarta para manifestarme.

Gema Sánchez Nájera LA MIRADA DE GEMA

En este enlace os dejamos la noticia oficial:

tasa

 

Felicidades! eres una nueva victima de la inocentada del año !

Tómatelo con humor, no digas que has sido victima y sigue la broma, comparte entre tus compañeros y échate unas risas.

¿Mi pasatiempo favorito? ¡La risa!

Dalai Lama.

inocente