Si en la fotografía de bodas se están haciendo cada vez más reportajes interesantes regados de creatividad, con la videografía en este sector estamos viviendo una época igualmente plagada de buenas ideas. Atrás quedaron los vídeos donde se grababa todo y luego se hacía un montaje que nos hacía pasar horas reviviendo la boda en el televisor tal cual la habíamos presenciado aderezado con cortinillas y demás transiciones horteras de los 90′.

En parte la tecnología de las reflex digitales, que han evolucionado ofreciendo también la posibilidad de hacer grabaciones, han hecho que de algún modo se agilicen este tipo de trabajos, aunque en la mayoría de los casos se utilicen cámaras de grabación profesionales específicas para vídeo. Pero sí creo que algo tuvo que ver esa revolución, completada además por nuevas soluciones creativas, como en el caso del stop motion, que han propiciado una vuelta de tuerca y sobre todo muchas ganas por intentar dar al cliente algo distinto.

El uso del trailer en la videografía de bodas

Esa intencionalidad por ofrecer algo distinto, es lo que ha llevado a encontrarnos un tipo de videografía que se basa en soluciones tan atractivas que se están nutriendo de la inspiración cinematrográfica. En este caso nos encontramos con videógrafos que crean trailers gracias a un trabajo de montaje que permite esos guiños al cine, que son aceptados con aplausos por el espectador y que crean una mayor complicidad y dinamizan haciendo que estemos pendientes de aquello que nos están contando. La premisa de no aburrir. De sorprender. Reflejos Digitales unos expertos en este apartado.

[vimeo]http://vimeo.com/101405717[/vimeo]

Videografía bajo un formato documental

Otra tendencia igualmente muy recurrente pero atractiva que se está llevando a cabo, es aquella donde se presenta el vídeo de la boda bajo un formato documental. En ese caso, los novios (o los invitados) aparecen contando, en una especie de entrevista, anécdotas sobre la pareja, dejando en algunos momentos su voz en off para que el espectador vaya viendo los fotogramas de la boda. Es una solución muy emotiva, porque entra el juego el factor empatía y en el cual, profesionales como El Marco Rojo, han sabido aprovechar muy bien esas bondades para ofrecer reportajes interesantes. O como Fran Montoro o Pablo Costa que además nos regalan siempre vídeos impecables con un marcado sabor a cine documental.

[vimeo]http://vimeo.com/106627226[/vimeo]

[vimeo]http://vimeo.com/90588360[/vimeo]

Vídeos personalizados para cada pareja

En esta etapa que vivimos de la personalización, donde cada detalle queremos que sea personalizado, que se nos vea nuestra huella, la videografía de bodas se está enfocando también en esos parámetros. Lo importante en cada trabajo es que se cuente una historia, que los novios se vean reflejados y, este sentido, cada pareja es un mundo, y cada solución por tanto también es distinta. Todo un ejemplo es Santi Veiga uno de los videógrafos mas internacionales de España.

[vimeo]http://vimeo.com/82847720[/vimeo]

Observamos que cada trabajo se adecua a la historia que se ha querido transmitir. Por ello, como ocurre con profesionales como el equipo El Zarrio Films, podemos encontrarnos con soluciones, llamémoslo más artísticas ligadas a la cinematrografía experimental, donde la forma y cómo se nos cuenta es muy atrayante y sorprendente. El uso de imágenes fijas que se intercalan, de voces en off ligadas a una música que atrapa y va in crescendo, o de guiños divertidos a los novios, son sus características más destacables.

[vimeo]http://vimeo.com/76810288[/vimeo]

El uso de travellings y otros recursos del cine

Porque en todo este tipo de vídeos que nos ofrecen, la imagen juega un papel importantísimo, los fotogramas tienen que transmitir y ser bellos. Para ello se utilizan recursos como el uso de travellings, ralentizaciones que enfatizan y suavizan momentos, ángulos más transgresores con picados y contrapicados, tomas aéreas y timelapses incluso, pero de tal forma que montado y dentro todo de una estética te provoca, como espectador, querer ver más. Esto lo consigue muy bien Michele Maraver o Adrian Tomadin, porque el montaje es una pieza clave donde vemos que se rompen esquemas al no presentar secuencias lineales en el tiempo. No olvidemos añadir un dron si queremos espectacularidad desde todos los ángulos, aquí el experto es Jose Antonio Vela

[vimeo]http://vimeo.com/66716766[/vimeo]

[vimeo]http://vimeo.com/46293650[/vimeo]

[vimeo]http://vimeo.com/51738669[/vimeo]

En resumen

Como vemos la videografía ha sabido nutrirse muy bien de los recursos que da el cine, de las nuevas ideas basadas sobre todo en contar historias, donde cada pareja se ve como verdaderos protagonistas gracias a un guión que hace que cada trabajo sea personalizado. Estamos viviendo una renovación en el género y apostamos fuerte todos los videógrafos que nos sorprenden cada día con su trabajo.

Gema Sanchez

 

El Congreso de los fotógrafos y videógrafos de bodas

El Congreso de los fotógrafos y videógrafos de bodas